Noticias

El mundo en 1621. Avisos, relaciones de sucesos y conexiones culturales

primer cartel (1).jpg
16 y 17 de septiembre / 18 y 19 de octubre de 2021

Seminario Internacional coordinado en colaboración de los grupos CRIT (U. Bourgogne Franche-Comté), Hicpan (U. Sevilla) y BIDISO (U. Coruña) que se celebrará en Besançon entre los días 16 y 17 de septiembre y en Sevilla los días 18 y 19 de octubre de 2021.

El año 1621 fue pródigo en acontecimientos importates reflejados en las relaciones de sucesos. El propósito de este Seminario Internacional es aprovechar la coincidencia del año 21 actual con el de hace cuatro siglos, que fue rico en novedades (muerte de Felipe III, ejecución de Praga, sitio de laRochelle, muerte de Paulo V, conflicto entre el imperio otomano y la confederación polaco-lituana, ...), para intentar dar una visión de conjunto de la información y redes informativas que integre el máximo de territorios y lenguas europeas y que, en la medida de lo posible, abarque también los escritos procedentes de otros continentes. El interés de concentrarnos únicamente en un año es el de privilegiar las nociones de red, de sincronía y de extensión geográfica, para obtener un estudio preciso de la información, así como de los medios a través de los que se difunde, en un período limitado. Se trata así de propiciar, aunque no exclusivamente, los trabajos que presenten relaciones poco conocidas sobre los territorios más alejados del continente europeo, los que añadan conocimientos sobre la existencia de vías de comunicación de noticias, los que realicen comparaciones entre la forma en que se presenta un hecho en un país y una lengua determinada con respecto a otras o aquéllos que evalúen la jerarquía en la difusión de la información que existe en lugares y territorios diversos.

Las jornadas de estudio en las que serán presentados los trabajos se desarrollarán en dos lugares que constituyen un cruce de caminos en la Europa del siglo XVII. Es el caso de Sevilla, por supuesto, como punto de partida y de llegada para todos aquellos que cruzan el Atlántico. Y es también el caso, modestamente, de Besançon que, por vía terrestre permite la conexión entre la Europa del Norte y la Europa mediterránea.